19 de febrero de 2010

Cómo en las grandes historias, ésas de las que no quieres saber el final, porque ¿cómo van a acabar bien? Pero al final, todo es pasajero. Incluso la oscuridad se acaba, para dar paso a un nuevo día. Y cuando el sol brilla, brilla más radiante aún. Esas son las historias que llenan el corazón, porque tienen mucho sentido, aunque seas pequeño y no lo entiendas. Pero creo que ya lo entiendo. Ahora lo entiendo. Los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran. Pero no lo hacen: siguen adelante, porque todos luchan por algo.
¿Por qué luchas tú ahora?

3 comentarios:

anabolizante dijo...

por aprobar historia con nota, quizás?
jaja
un beso :)

marta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro dijo...

Tsss

Que ha sido de ti chiquilla??

Un besazo!

Otros textos