23 de marzo de 2009

Aún recordaba ese fatídico día, ese día que consiguió ganarle la partida a la muerte.

Ese “jaque mate” que durante meses no quiso haber realizado.

Y en el momento culmen de su decisión por vivir, una frase cayó como una lápida y la dejó de piedra:

-“Nunca más volverás a andar”.

Esa frase, en vez de derrotarla la hizo más fuerte, luchó contra la ciencia y contra todos aquellos que no confiaron nunca en ella, viajó a contra corriente sin importarle nada.

Solo 3 palabras rondaron su mente durante ese periodo:

ÁNIMO, SUPERACIÓN Y ESFUERZO.

Y hoy la puedo ver todos los días, superándose aun así misma. Lo ganó todo.

Y es que a veces las cosas malas pueden resultar realmente buenas.








Ejemplos para toda esa gente que la cuesta ver la luz del camino... IMPOSSIBLE IS NOTHING


8 comentarios:

marta dijo...

Pero, con la fuerza de su espíritu, enderezó el rumbo de su vida, y logró volver a andar.

¡Cuánto valor esconde este texto! Me ha encantado :)

Un beso MUYGRANDE.

aLba (*) dijo...

nada es imposible si confias en poder hacerlo..

Quijo dijo...

Gracias, me has animado el día y me has dado un poquito más de esperanza el recordar algo que a veces, se nos olvida... :) Un abrazo!!

Marina dijo...

todo lo malo, lo mires por donde lo mires, tiene su parte buena :)

Marina dijo...

Por cierto, aun espero esa actualizacion, q tengo ganas de leerla:)

àngela dijo...

Que nadie te pare los pies y menos ELLA.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Bonito blog el tuyo...
Saludos!

Luli dijo...

Impossible is nothing... sabia frase. Pero también es verdad que sin dolor no hay avance.

Besazzos.

Otros textos